Cinco razones por las que debes comprar online

8:57



"¿Comprar por Internet? Tío, estás loco. El otro día vi una película en la sobremesa de Antena 3 donde a la protagonista, justo después de comprar online, le robaban la identidad y la dejaban sin blanca. Encima, para más inri, después descubría que había sido adoptada... Un drama, vamos." 

Querido amigo, si aún sigues pensando que comprar por Internet es un deporte de alto riesgo, siento decirte que estás más desfasado que tu padre cuando utiliza la palabra guateque para referirse a las fiestas que te pegas con tus colegas.

Hoy, dejamos la moda a un lado para descubrir cinco razones por las que mola comprar online.




1. Desde casa y sin hacer cola

Además de los lunes, hay días que es mejor no salir de casa.

Te acabas de levantar, has subido la persiana y descubres que aún continúa la lluvia incesante del día anterior. Las calles están inundadas y, al ver a una señora volando, adivinas que hace un viento de mil demonios. Para colmo, tu periódico digital acaba de anunciar una invasión zombie cuyo núcleo de propagación es tu barrio. Te avisé que el chino de abajo tramaba algo raro...

Menudo marrón. Hoy te habías cogido el día libre para realizar las compras necesarias con motivo de la fiesta que organizas la semana que viene. Ese evento al que has catalogado como: LA MEJOR FIESTA DE NUESTRAS VIDAS.

Entonces, mientras te estás vistiendo y armando para salir a la calle, recuerdas que puedes encender el ordenador y comprar prácticamente todo lo que necesitas sin tener que salir de casa.

Internet  1 - 0  Zombies


2. Todos los artículos disponibles

En las tiendas online puedes acceder en un instante a la colección completa.

En uno de esos viajes que realizas con tus amigos, inexplicablemente, en lugar de estar de parranda, os encontráis tranquilamente paseando por el centro de la ciudad. Entonces, uno del grupo dice: Oye, vamos a entrar en Zara que quiero ver una cosa. Como turistas intrépidos y altamente fiesteros, todos acabáis entrando y curioseando como el primero.

A los cinco minutos, empezarán las indignaciones tipo: Ehhh, esto en la tienda de mi barrio no lo tienen. Ni esto tampoco. ¿Por qué la ropa es mejor aquí? ¿Qué pasa? ¿Cómo no vivimos en `la capi´ no podemos ser modernos o qué? ¡Me cago en...!

Estimado lector, antes de prenderle fuego a la tienda, debes saber que la mayoría de las firmas de moda low cost suelen variar su oferta de artículos en función de los gustos de sus clientes y público en particular. De hecho, esta estrategia de mercado es una de las claves de su éxito.

En la red, cuando visitas una tienda online no se cumple esta situación. Allí, encontrarás toda la oferta de artículos disponible y podrás descubrir las colecciones al completo de tu marca favorita.


3. Ofertas exclusivas online

Firmas como Topman, ofrecen a menudo descuentos exclusivos para su tienda online.

Además de lo anterior, las marcas están constantemente realizando promociones exclusivas de venta online. Te recomiendo que te suscribas a tus firmas favoritas para que puedas recibir por email campañas del estilo: "3x2 en toda la colección", "20 % de descuento en prendas de punto", "segundo artículo a mitad de precio", "consigue una cena con Javier Ollero, el creador de Rayas y Cuadros", etc.


4. Cupones de descuento

Existen páginas como cupon.es en las que encontrarás descuentos de todo tipo.

Para seguir rizando el rizo, existen páginas webs que ofrecen descuentos para tus compras online por medio de un cupón. Igual que en el apartado anterior, te recomiendo que te suscribas para recibir los descuentos que más te interesen. Hay cupones para todo lo que puedas imaginar: libros, muebles, smartphones, viajes, televisiones y, por supuesto, moda. Por ejemplo, haciendo click aquí descubriréis uno muy tentador de ASOS.


5. Recibir un pedido

Recibir  y entregar un paquete. Felicidad y risas por doquier.

Lo sé, todos los días al caer el alba escribes una carta a esa persona especial. A la mañana siguiente, volverás a inspeccionar tu buzón y, una vez más, estará vacío.

Es triste, pero tu teoría lo es aún más: "No recibo ninguna carta porque estoy mutando en Ryan Gosling. Es algo inminente. De hecho, no hay correspondencia porque me encuentro en la fase Diario de Noa". Querido amigo zumbado, déjame que te explique una cosa: NO RECIBES CARTAS PORQUE YA NADIE MANDA CARTAS Y, SI LAS RECIBES, SERÁN MALAS NOTICIAS COMO FACTURAS O MULTAS.

Pues eso. En esta época de emails, whatsapps, videollamadas y demás tecnologías, te invito a resucitar ese hormigueo que se provoca cuando llaman a la puerta y anuncian un paquete a tu nombre. Ya no es solo eso, se trata de abrir el paquete, admirar su presentación y descubrir la ansiada compra que, en la mayoría de los casos, supera las expectativas. Y si no, puedes estar tranquilo porque podrás devolverla sin ningún coste adicional.

¿A qué ahora si te mola comprar online?

Nota: efectivamente, el e-commerce mola, pero no me eches la culpa si dejas tu cuenta en números rojos. Ten juicio a la hora de comprar. ¡JUICIO!

¡Gracias por leer!

| Si te ha convencido, te invito a visitar nuestra TIENDA ONLINE de moda |


Historias relacionadas

8 comentarios

  1. Personalmente, compro por internet cuando las tiendas no estan en españa, por ejemplo Asos o Topman, o en el caso que mi talla no este en tienda fisica pero si en la web. Para mi, es mas comodo comprar online (por no decir que en algunos casos es mas barato), tienes gran catalogo, y lo que no tienes en una tienda probablemente este en otra web, ademas generalmente son bastante rapidos en enviarte las cosas, no suelen tardar mas de 4 dias.

    Pero no todo son elogios, tiene una gran pega, a veces esa prenda que te compras no es tu talla o sencillamente no te queda bien, y ahi esta el problema, si es una tienda española vas a la tienda y ya esta, pero si la tienda es extranjera, a veces es preferible que te quedes con la prenda a devolverla, porque como el cliente suele pagar los gastos de envio de vuelta, y la prenda valga "4 duros" no sale rentable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto. A veces, incluso por pereza a realizar la devolución, el consumidor acaba `comiéndose´ una prenda que no es del todo de su agrado. Por eso, considero que es importante pararse y pensar bien antes de comprar. ¡Juicio!

      Muchas gracias por tu aportación Damien.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Si comprar por internet fuera tan seguro, los bancos y compañías de seguros se harían responsables en caso de pirateo de claves por hackers. Nadie está libre de tener troyanos en el ordenador ni con el mejor antivirus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, uno tiene que saber dónde compra y buscar el certificado de seguridad en la tienda online (todas lo tienen y si no, huye). Normalmente, si alguien realiza una compra online con tu tarjeta de crédito y denuncias el fraude, el banco anulará la operación y te reembolsará el gasto.

      Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar
    2. Siempre puedes comprar una paysafecard y rellenarla con el dinero que quieras o usar una tarjeta prepago sin coste que tienen algunos bancos y luego registrarla en paypal o skryll,

      Pero bueno como le entren ganas de jugar a un experto hacker, pues no se salva nadie.
      De todas formas creo que tienes muchos troyanos en el banco, y sin utilizar internet, se llaman comisiones. que gran invento, tienen y manejan tu dinero, y encima te cobran cada vez que lo toques... menudo chollo se han montado.

      Pero como esto es un blog de moda, comento que aunque sea una foto del año pasado me voy a copiar descaradamente este look de Daniel Craig, eso si cambiare el cardigan por un jersey con ese cuello

      http://fashionfinder.asos.com/mens-looks/6715

      un saludo.

      Eliminar
    3. jajaja qué grande Damien. Sí, mejor dejar de hablar de bancos porque entonces nos va entrar la mala leche a todos.

      Buen look, aunque el cinturón queda mejor bien puesto en la trabilla del pantalón.

      Un abrazo y buen finde!

      Eliminar
  3. yo la verdad no compro por online, a menos que se trate de una marca cuyo tallaje conozco a la perfección, mira que no es nada chiste pedir una polera talla M y que al probártela parezca una L y tú un rapero. Ese es el principal motivo por el que no compro online: el tallaje. El resto de puntos a favor te los concedo, sobre todo la disponibilidad de artículos y el precio.

    Otro punto en contra es que a veces la publicidad es muy engañosa, me explico: puedes ver una imagen de unos lindos zapatos marrón con uno que otro detalle, y en la foto se ven brillositos, de punta alargada, etc. Pero a la hora de que te lleguen resulta que no son alargados, sino que más bien chatos y todos los efectos bonitos fueron tan sólo producto de una buena fotografía y marketing. Eso pasa mucho también con la ropa con texturas, como las americanas tweed, o con diseños determinados como príncipe de gales. Qué pasa si el cuadro del príncipe de gales es en extremo grande para lo que habías pensado antes de comprarlo? no hay nada como poder comprar algo que tienes ya en tus manos, tocarlo, voltearlo y verlo con tus propios ojos.

    ResponderEliminar