Mi padre inventó el vintage (III)

18:19

Puerta del Sol, Madrid 1972

De los creadores de Los padres son los más modernos del lugar y Descubriendo a Tom Black, llega el desenlace a nuestra colaboración para el Día del Padre. En nuestro último post especial con Tom Black, viajaremos en el tiempo al Madrid de los 70s para descubrir la auténtica esencia vintage.

¿Preparados?


Madrid, 1976

I

J.Ollero, un joven profesor universitario, acude a visitar a su primo Paco al Club de Caza.

Buenas tardes, caballeros. Mi nombre es J.Ollero y soy un joven profesor universitario. Hoy, 19 de marzo de 1976, les escribo desde Madrid porque mañana presento en un congreso mi último trabajo de investigación. 

Afortunadamente, antes del gran evento, aún dispongo de un día entero para disfrutar de la capital. Tampoco es que haya pensado en algo especial. De hecho, de momento, solo tengo claro que debo ir a visitar a mi primo Paco al Club de Caza donde ejerce como peluquero. 

II

Tras una serie de rodeos, nuestro protagonista por fin encuentra el local donde es recibido por Paco con un fuerte abrazo:

- ¡Primo! ¡Qué alegría encontrarte en la capital! Déjame que te vea, madre mía, estás hecho todo un hombre. ¿Desde cuándo no nos vemos? - pregunta con sincera cara de emoción.

- Querido, Paco. Corrígeme si me equivoco, pero no bajas a Granada desde la boda de la prima Paquita allá por el 64. Eso no está bien. Deberías visitarnos más a menudo. Puedes dar las gracias a que soy tu primo más enrollado y no me he comido por el viaje toda la matanza que la abuela me ha obligado a subirte.

- ¡No me digas que has traído chorizo del pueblo!

- ¡Digo, primo! ¡Y salchichón del bueno!

- Bueno, bueno. Por favor, déjame que compense todos estos años haciendo lo que mejor se me da en la vida: cortar y cuidar la barba del caballero. Te advierto que no aceptaré un `no´ por respuesta. ¿Se puede saber a qué vienen esas greñas?

- ¿Cómo que a qué vienen esas greñas? ¡Todo el mundo sabe que mi ídolo es Ringo Starr! Mira esta foto que guardo en la cartera, menudo pelazo que tiene. Mira qué estilazo junto a John Lennon. Venga primo, te regalo la foto para que te inspire en tus próximos cortes de pelo.

(Décadas más tarde, el director Quentin Tarantino acudirá a la peluquería de Paco y descubrirá el look definitivo para el personaje de Travolta en Pulp Fiction)

III

Tras varios tira y afloja, finalmente Paco convencerá al joven Ollero para que acceda a cortarse el pelo. Los primos dialogan durante el proceso:

- Vuelvo a repetirte que aciertas cortándote el pelo. No lo consideraba apropiado para presentar un artículo de investigación. Por contra, debo admitir que estoy impresionado por tu traje. ¿De dónde es?

- No te lo vas a creer pero, este traje, procede de una firma del futuro que está revolucionando el menswear de España en pleno siglo XXI. Su nombre es Tom Black y yo mismo lo he diseñado con ayuda de sus sastres.



- ¿Cómo? Cuenta, cuenta. Aunque ya me explicarás que es eso del `futuro´ y `menswear´. Veo que en la Peña La Platería estáis más al día que aquí en la capital.


- Pues mira, como puedes apreciar. He elegido un traje cruzado de raya diplomática con solapas de pico. No falta ningún detalle y en el interior me han grabado las iniciales de `RyC´. No me preguntes por qué, pero desde Tom Black me han dicho que tienen un gran significado.

- Oye, ¿eso son pirañas?

- Jajaja, yes. No te dejes engañar por su aspecto refinado. Por dentro también tiene el toque canalla que siempre caracterizó a los caballeros de la familia. ¿Recuerdas cuando le robábamos el vermut al frutero Anselmo?

- ¡Cómo olvidarlo! Fueron las tardes más divertidas de mi adolescencia.


- Ya te digo, yo solo tenía 7 años pero el vermut me vino de perlas para la alergia. Lo que te iba diciendo, mi traje está personalizado al máximo. Fíjate en los pantalones: botones cosidos en el interior para los tirantes y hebillas laterales de ajuste. Una joya.

- Una obra de arte, primo. Enhorabuena, ¿cómo dijiste que se llamaban?

- Tom Black, te aseguro que una vez pruebes su producto, difícilmente los olvidarás.


IV


Con un nuevo peinado, mucho más favorecedor, el joven Ollero abandonará la peluquería de su primo Paco para pasear en busca de unas maquetas para el tren eléctrico que poseía en la niñez.


Finalmente, en la calle Fuencarral, nuestro protagonista encontrará una tienda repleta de exquisitos vagones de tren.

Ante las grandes citas profesionales, el joven Ollero eludía los nervios previos retornando a su niñez. Al fin y al cabo, la vida siempre debería ser un juego de niños.

Artículo dedicado a todos los padres del mundo y, en especial, a mi father.


Agradecimientos a la firma nacional Tom Black y a mis compañeros de Suits&Shirts y Sin Abrochar. Gracias por dejarme viajar con vosotros hacia `lo vintage´.

Aún podéis votar en #mipadreinventoelvintage

¡Gracias por leer!

Pd: Gracias también a FRR por sus labores de fotógrafo, te debo una caña (doble).




Historias relacionadas

1 comentarios

  1. Javi lleva a mi hijo Manolo a tu primo el peluquero y te nombro Alfredo Freire de la familia. Suerte campeón.

    ResponderEliminar