Grimbergen: cerveza de abadía para momentos especiales

12:37


Para darse a conocer mejor en nuestro país, los auténticos monjes de la Abadía de Grimbergen se desplazaron hasta Madrid para presentarnos y ofrecernos una cata de sus tres cervezas más reputadas.

Como auténticos beerlovers, por supuesto, no dudamos un momento en asistir a tan importante acontecimiento cervecero.

El Renacer de Grimbergen en Conde Duque


Dos auténticos monjes Norbertinos, procedentes de la abadía belga que vio nacer a la cerveza Grimbergen, nos recibieron en el renovado cuartel de Conde Duque.

Allí, en una localización que había sido decorada con un sublime estilo medieval para la ocasión, fuimos participes de toda la historia y pasión que desprende esta deliciosa cerveza*:


El símbolo del Fénix: desde su creación en el año 1128, la abadía de Grimbergen ha sido destruida hasta en tres ocasiones. Por eso, los monjes que la reconstruyeron adoptaron al fénix como símbolo de renacimiento y serenidad para su cerveza.

Tres cervezas que disparan los sentidos


La cerveza de abadía Grimbergen es un producto gourmet que todo amante de la cultura cervecera sabe reconocer. Cada trago es una experiencia gracias a su sorprendente sabor intenso y fuerte, a la vez que aromático y afrutado.

En el evento de Conde Duque, tras conocer detalladamente la historia de esta cerveza, deleitamos a nuestro paladar con una cata de sus tres cervezas:


Grimbergen Double: de espuma cremosa, densa con un color a crema de café único, En nariz, tiene un predominio de caramelo y regaliz, cereza, ciruela y notas de malta asada.

En boca, mezcla equilibrada y agradable de la amargura y persistencia de malta tostada y regaliz. La amargura tiende a ser suave gracias al sabor afrutado de pasas de su sirope de azúcar.


Grimbergen Blonde: de espuma densa y abundante con pequeñas burbujas y un color cremoso. En nariz, tiene un intenso olor a frutas maduras y clavo, miel, regaliz y notas de malta ahumada y lúpulo floral.

En boca, desarrolla sabores dulces y amargos procedentes de aromas de regaliz, piña, albaricoques y mirabeles.


Grimbergen Blanche: de espuma suave con burbuja fina y un color amarillo claro. En nariz, tiene aromas cítricos, clavo, cilandro, cereales y notas vainilla.

En boca, refrescante sensación con notas ácidas y aromas de cítricos, frutas amarillas como pera, clavo, cilantro y sabores de bergamota.


No obstante, para los que quieran profundizar de una manera más eficaz, os recomiendo ver estos videos que todo beerlover sabrá reconocer.


En definitiva, tras conocer y catar en profundidad la cerveza Grimbergen, podemos asegurar con garantías que se convertirá en el acompañante perfecto de actividades tan placenteras como cenar en casa con los amigos, ver una gran serie de televisión, leer bajo la luz del sol o, simplemente, desconectar del estrés de una larga jornada de trabajo.



Sitio oficial | Grimbergen

*La cerveza Grimbergen es un producto con alcohol y, como tal, solo podrán consumirla las personas mayores de 18 años. Disfruta de un consumo responsable.

Historias relacionadas

0 comentarios