Blue Hour, el momento ideal para maridar tu Mar de Frades

20:18


L´heure Bleue es una expresión francesa que hace referencia a dos periodos claves del día, al amanecer y al anochecer, en los que no existe ni luz del día ni la más completa oscuridad. Un momento, único e inconquistable, que dura unos instantes y que es ideal para disfrutar de una copa de Mar de Frades.

Como comentamos en el este post sobre Tistán Da Cunha, Mar de Frades ha reinventado su botella con un azul Made of Atlantic, que también se identifica con el cielo crepuscular que se aprecia durante la Blue Hour. Por eso, los amantes de este albariño, encontrarán en este momento la excusa perfecta para abrir una botella y brindar por el comienzo de una gran noche.


En psicología, el azul expresa armonía, amistad, fidelidad, sosiego, serenidad y suscita una predisposición favorable. Como se ha comentado, Mar de Frades ha reinventado su botella manteniendo su azul característico que nos lleva a ese momento especial del día conocido como Blue Hour.


Da igual que nos encontremos alejados de la costa, en un sitio cool y con buena compañía, en este albariño siempre descubriremos un toque salado en el momento más dulce (no olvidemos que Mar de Frades está hecho en el Atlántico).

Si bien es cierto que disfrutar de una copa de Mar de Frades en la Blue Hour es una maravilla, lo suyo será agrandar esta experiencia pegándonos un buen homenaje. La añada de 2016 armoniza con platos muy especiados como el Pad Thai, Dim Sum o Carnitas Mexicanas. Eso sí, personalmente considero el pescado la mejor opción de maridaje, siendo el marisco o el sushi mis dos opciones predilectas.


Para los que les guste curiosear tanto como a mí, en el Sitio Oficial de Mar de Frades se pueden encontrar sugerencias de maridaje y algún que otro interesante vídeotutorial para aprender a cocer el marisco correctamente o para preparar una centolla de categoría.

Ya saben, antes del anochecer, aprovechen el momento y brinden por los suyos.

¡Feliz verano  y disfruten de la Blue Hour!




Artículo escrito por Javier Ollero para Rayas y Cuadros (www.rayasycuadros.net)
Todos los derechos reservados

Historias relacionadas

0 comentarios