Experiencia Wonderful Indonesia: Bintan


Tras pasar los primeros días de nuestro viaje en la capital del país, nos desplazamos hasta el aeropuerto de Jakarta (que es bastante impresionante) para poner rumbo hacia Bintan, una isla paradisíaca situada a 48 km al sureste de Singapur.

Una vez allí, pudimos seguir empapándonos de la cultura de Indonesia mientras disfrutábamos de actividades y experiencias de categoría. A continuación, os enumero todo lo que hicimos durante tres días para que podáis aprovechar esta isla al máximo:



Pic by me
1. Barelang Seafood Batam. Aunque nuestro objetivo era Bintan, primero aterrizamos en Batam para comer en este club marítimo donde pudimos probar algunos de los mariscos y pescados típicos de la zona. El sitio es auténtico, dispone de unas vistas privilegiadas y podrás comprar pescado fresco directamente desde su banco de peces.

Pic by me
2. Lancha rápida a Bintan. Desde allí, partimos hacia el puerto para coger una lancha rápida que nos llevara a nuestra isla paradisíaca en poco más de 15 min.

Pic by me
3. Angsana. Una vez en la isla, llegamos a este impresionante resort donde fuimos recibidos con honores. Si quieres pasar unos días desconectado, rodeado de naturaleza y selva, este hotel 5 estrellas es una opción ideal. Aunque dispone de una gran piscina, sin duda, su fuerte es la playa de agua cristalina y arena fina que verás desde tu propia habitación.

Pic: Angsana
4. Barbacoa en One Tree Hill. Tras acomodarnos en nuestra habitación, desde el hotel nos llevaron a este magnífico enclave, dentro de sus instalaciones, donde pudimos cenar con unas vistas impresionantes a la luz de las velas.

Pic: Treasure Bay
5. Treasure Bay. Al día siguiente fuimos a echar el día en este parque acuático que tiene una de las piscinas artificiales más grandes del mundo. Ideal para toda la familia, allí practicamos todo tipo de actividades como carreras de quads, canoa, caída de tobogán con donut, wake snowboard...

Pic: Warung YEAH!
6. Warung YEAH!. Después de disfrutar la jornada como unos niños en Treasure Bay, fuimos a este local molón para cenar en la gran terraza que dispone en primera línea de playa. En su carta encontrarás cocina tradicional con un giro que se inspira en occidente.

Pic by @disgiovery
7. White Sands Island. Al amanecer todos estábamos muy nerviosos porque íbamos a echar el día en este enclave maravilloso. Como se lee en su nombre, este pequeña isla se caracteriza por su arena fina y blanca. Está rodeada de agua cristalina y dispone de unos pequeños bungalows para pasar la noche y despertar en el paraíso. Solo tiene un bar chiringuito donde comer, cenar y bailar a todas horas con su DJ. También se puede hacer esnórquel para admirar todo su fondo marino. Sin duda, la visita obligada si vas a ir a desconectar a Bintan.

Pic: Bintan Lagoon
8. Luciérnagas en los manglares. De vuelta al resort, nos cambiamos para ir a cenar a otro sitio auténtico. Pero antes, nos montamos en una lancha para admirar un espectáculo de la naturaleza: el de las luciérnagas que habitan en el manglar. Otra experiencia muy top, en la que te sientes como un bandido mientras navegas por la noche entre los manglares en busca de estos luminosos insectos tan particulares.

Pic by me
9. Kelong Awi Seafood. Sin bajarnos de la lancha, pusimos rumbo a este restaurante especializado en el mar y que está localizado en un pequeño muelle en mitad de la nada. Lo más llamativo de este lugar, es que en ese mismo muelle viven algunas familias rodeadas tan solo de mar.

Pic by me
10. 500 Loham Temple. A la mañana siguiente teníamos que coger dos aviones (uno de vuelta a Jakarta y otro para volar a Yogyakarta) y por eso madrugamos para ir antes a este templo budista. Con una enorme estatua en su portada, y centenares más pequeñas en la parte de atrás, este templo ha sido encargado a China. El objetivo de su creación es que el día de mañana se convierta en un centro de peregrinaje para  los turistas que acudan a Bintan. Curioso, cuanto menos.

Y así termina la segunda parte de mi inolvidable viaje Trip of Wonders. Personalmente, pienso que esta isla es idónea para aquellas familias o parejas que quieran pasar unos días relajados en un enclave paradisíaco. Si necesitas desconectar y buscas este remanso de paz, lo ideal es hacerlo con empresas especializadas de la zona porque alquilar un coche allí es bastante tedioso y no merece la pena. En este caso particular, lo suyo es dejar que un tercero te organice todo para que tu única preocupación sea descansar en el paraíso.

¡Muchas gracias por leer, muy pronto continuaremos con la tercera parte del viaje!


Consigue un viaje a Indonesia | Trip of Wonder



Artículo publicado por Javier Ollero para Rayas y Cuadros (www.rayasycuadros.net)
Todos los derechos reservados

Comentarios

Entradas populares