5 consejos de estilo para no convertirte en un hortera urbano

11:42


Según un estudio ficticio de la Universidad de Alabama: a mayor temperatura del mercurio, mayor será la probabilidad de perder estilo. 

Para combatir el horterismo veraniego, a continuación, te damos una serie de consejos para que no te conviertas en el clásico espécimen que causa dolor a la vista por culpa del calor:


1. Chanclas en el asfalto

Vas andando por la calle y escuchas un sonido constante que se acerca a ti. Tenso, utilizas tus mejores técnicas de disimulo para mirar hacia atrás. Decepcionado, descubres que pronto serás adelantado por un chico que trata de ganarle segundos al crono trotando con unas chanclas que nacieron para pisar la arena.

El sonido que provocan tus chanclas en la acera no mola en absoluto. Tampoco mola el olor que desprenden tus pies sudados en el metro. Mucho menos mola cuando te quitas las chanclas durante segundos para airear tu calzado de caucho. Menos agradable para la vista son tus pies poco aseados a la vista de todo el personal.

Estimado caballero, si tu playa más cercana se encuentra a 3 horas en coche, guarda tus chanclas hasta nueva orden. Con unas bambas, incluso unas alpargatas, todos saldremos ganando.

2. Gorro de pescador

Como bien indica su nombre, el sombrero estilo pescador nació para ser utilizado por aquellas personas que utilizan un anzuelo para sacar a un pez fuera de su hábitat. Efectivamente, yo tampoco he visto a nadie sentado con su caña de pescar en la Gran Vía. Desgraciadamente, sí que he visto a muchos tipos utilizando este poco favorecedor sombrero.

A pesar de que en la actualidad este gorro aparece en múltiples campañas de moda, no caigas en la trampa y elimínalo de tus conjuntos veraniegos.

3. Camisetas sin mangas

Otra corriente que desafortunadamente, al igual que ocurre con las chanclas, cada vez está más extendida en la gran ciudad. Por muy definidos que tengas los brazos o por mucho que molen tus tatuajes, llevar una camiseta sin mangas siempre restará puntos antes que sumarlos. Con una camiseta básica bien entallada ligarás más. Te lo prometo.

4. Bermudas cargo extra largas

¿Vives en una aventura gráfica en la que tienes que ir acumulando objetos para poder avanzar en tu vida? ¿Estás grabando un programa de supervivencia y guardar puntas afiladas puede ser determinante? Si las respuestas son negativas, entonces, ¿para qué necesitas tantos bolsillos en un pantalón?

Le pese a quién le pese, los pantalones tipo cargo son una de las prendas menos favorecedoras de la historia. Peor aún, si encima son bermudas. Mucho peor aún, si el corte de las bermudas finaliza por debajo de las rodillas. Cualquier bermuda estilo pirata con bolsillos a los lados debería arder ipso facto. 

5. Sobredosis de estampados

Como hemos comentado a lo largo de la temporada, lucir estampados originales y llamativos es todo un must-have. Esto no quiere decir que puedas ponerte unos pantalones de camuflaje con una camisa hawaiana. Según otro estudio ficticio de la Universidad de Alabama: cuanto más llamativo es el estampado, mayor es la probabilidad de errar con tu vestimenta. 

Por eso, si no tienes muy claro cómo combinar ciertos estampados, te recomendamos apostar por lo seguro. Es decir, si eliges una prenda estampada asegúrate de que el resto sean lisas.


MA Barracus asegura que cumple nuestras normas al milímetro. A ver quién es el listo que se atreve a negarlo...

¡Gracias por leer!


Historias relacionadas

1 comentarios