Kellegant: magníficos zapatos personalizados a medida

20:14


¿Qué tal, amantes del calzado? Hoy tengo el placer de presentar a una nueva firma española, pionera en el sector, que nos ofrece un producto de gran calidad, personalizado y totalmente a medida. Su nombre es Kellegant y te permitirá diseñar tus zapatos después de medirte los pies mediante un innovador sistema.

¡Adelante!

Paso 1: Escaneado del pie


[post_ad]
Tras concertar una cita con el servicio de Kellegant, uno de sus profesionales se desplazará hasta el lugar indicado con un novedoso escáner 3D diseñado específicamente para los pies. Una vez efectuadas las medidas, recibiremos un completo informe de cada uno de nuestros pies con más de 20 medidas que van desde la longitud de los mismos hasta el grosor de nuestros dedos, pasando por la anchura de nuestro empeine o talón.

Paso 2: Elección de zapato y diseño

Zapatos Oxford, mocasines o monkstrap son los zapatos clásicos que podremos escoger para diseñar a nuestro antojo.
Los zapatos Kellegant están fabricados artesanalmente con cosido goodyear.
Hasta 7 combinaciones, con decenas de pieles, podremos escoger en el diseño de nuestros zapatos. 
Una vez tomadas las medidas empezará la parte más divertida y difícil del proceso. Y digo difícil porque ahora encontraremos una gran cantidad de pieles y posibilidades que nos complicarán nuestra elección. No obstante, dispondremos de todo el tiempo que necesitemos para diseñar nuestro zapato a través del software especial de Kellegant.

Paso 3: Tiempo de espera

Resumen de las características del zapato que diseñé. 

Cuando hemos completado nuestro pedido, tendremos que esperar aproximadamente 4 semanas para la fabricación de nuestro zapato a medida personalizado. Como os hemos comentado, Kellegant es una firma española y puede presumir de ser 100% made in Spain porque sus zapatos se fabrican en la localidad de Valverde del Camino, famosa por su confección de botines para El Rocío.

Paso 4: Disfrute del zapato

Imagen en 3D del diseño encargado a Kellegant.
Ahora sí, después de esperar un tiempo, podemos disfrutar de nuestros Kellegant y su elegante packaging compuesto por los zapatos acompañados de sus hormas de madera y bolsas individuales de tela.



¿A qué molan, verdad? Tras probar la experiencia Kellegant os puedo decir que en todos los aspectos, tanto servicio como producto final, ha sido una acción muy positiva.

La sensación al ponerte los zapatos por primera vez es un poco extraña porque uno siente al pie demasiado arropado. Esto no es negativo, sino todo lo contrario, porque lo que estaremos notando es al pie completamente envuelto en nuestro zapato, como si fuera un guante. No obstante, no sé si por la costumbre o una ligera expansión, esta sensación desaparecerá con el uso.

En cuanto al aspecto, ya pudisteis comprobar en Instagram lo bien que lucen mis elegantes Kellegant personalizados en cuerdo burdeos a contraste con serraje azul.

Nada más, os dejo con su web para que los conozcáis más a fondo. ¡Gracias por leer!


Más información  | Kellegant



Artículo escrito por Javier Ollero para Rayas y Cuadros (www.rayasycuadros.net)
Todos los derechos reservados



Historias relacionadas

0 comentarios