Tristan da Cunha, el lugar más remoto bañado por el Atlántico

18:40


¡Saludos, amantes de la exploración! Hoy en nuestra sección de lifestyle vamos a maridar mi albariño favorito con uno de los lugares más curiosos que hay sobre la faz de la Tierra. Se llama Tristan de Cunha y ostenta el honor de ser el lugar habitado más alejado de cualquier otro lugar habitado del planeta.

Si queréis saber más sobre este lugar, ¡seguid leyendo!


Tristan da Cunha es un archipiélago británico que se encuentra ubicado en el Atlántico sur y se constituye como una dependencia de la Isla de Santa Elena, el lugar más cercano, a tan solo 2.173 km. La población de esta isla nunca supera los 300 habitantes y la única forma de acceder a ella es mediante dos barcos pesqueros que parten de Ciudad del Cabo cada 2 meses.


En estos barcos solo caben 12 personas y previamente deben solicitar un permiso para que se le autorice la estancia. Como Tristan de Cunha está a solo 2.810 km de Ciudad del Cabo, este viaje dura aproximadamente 6 días si los tripulantes tienen la suerte de que la mar esté en calma. Sin duda, acudir a Tristan de Cunha es un ejercicio únicamente recomendado para gente muy valiente y atrevida.


Una vez allí, la isla ofrece un paisaje único y sorprendente que destaca por la presencia del volcán Queen Mary, de 2062 metros de altura, impresionantes acantilados de más de 600 metros y una fauna de lo más variada que convierten a este archipiélago en una reserva natural protegida.


Por cierto, aunque llegar a la Tristan da Cunha es una de las tareas más arduas de cualquier viajero, debes saber que está prohibido quedarse a vivir allí porque la tierra es comunal y cada familia tiene asignada su parte. No obstante, ¿no os pica el gusanillo de ir allí para ver qué se cuenta la gente más alejada del planeta?


Como os he comentado en la entrada de este post, he querido `maridar´ este archipiélago con el albariño Mar de Frades, y su nueva botella MADE OF ATLANTIC,  porque creo que ambos comparten unos valores únicos e inconquistables que solo se pueden adquirir gracias al carácter salino que otorga el océano Atlántico.



Dicho esto, ¿quién se apunta tomarse un Mar de Frades en Tristan da Cunha? Si alguien se atreve, yo me encargo de llevar albariño de las Rías Baixas.

¡Gracias por leer!


Sitio oficial | Mar de Frades



Artículo escrito por Javier Ollero para Rayas y Cuadros (www.rayasycuadros.net)
Todos los derechos reservados


Historias relacionadas

0 comentarios